No Picture

La importancia de una boca sana (y de los implantes dentales para conseguirla)

El bienestar físico empieza por la boca, así de claro y cristalino. Una boca sana, con una dentadura potente y saludable, implica una mejor masticación de alimentos, lo que lleva a una mejor digestión de los mismos, lo que a su vez ayuda a que todo el organismo trabaje mejor. Sin embargo, no son pocos quienes descuidan sus dientes, lo que puede incurrir en pérdida de piezas dentales (y no son casos relacionados con la tercera edad). En este post apuntamos a una solución, la de los implantes dentales, pero antes tratemos cuáles son los factores que ocasionan la pérdida de piezas dentales. Porque a veces se puede prevenir, y ya se sabe que más vale eso que curar…

implantes dentales

Causas comunes de pérdida de piezas dentales

Ausencia congénita

Los dientes primarios (de leche) dan paso a los permanentes, pero contrariamente a lo que se pudiera creer no existe desde el inicio esa segunda pieza de reemplazo definitivo. Cuando la pieza primaria cae en la época de la adolescencia, es posible que no salga esa segunda pieza y por tanto quede un hueco. Conviene cubrirlo para que los dientes adyacentes no se espacien demasiado y adopten un lugar que no es el adecuado.

 

Traumatismo

Golpes y caídas pueden provocar la pérdida inmediata de piezas dentales. Sin embargo los traumatismo suelen actuar más en el largo plazo, ya que se fractura la raíz del diente pero se mantiene en la boca. Pasado el tiempo el organismo suele acabar atacando esa deficiencia o se produce una infección que acaba en la pérdida de la pieza.

 

Enfermedades dentales

Existe una principal candidata para este tipo de pérdida y es la enfermedad de las encías, conocida como parodoncia. Consiste en el sangrado e hinchazón de la línea de las


trabajo

¿Preparado para triunfar?

En la vida todo es cuestión de filosofía. Está más que comprobado gracias a la experiencia de muchos casos que una vida tomada con alegría es una vida mucho más productiva. En ese punto es donde entro yo, David Ortiz, un apasionado en ayudar a la gente y ayudarles a ser felices en su día a día. Me gusta pensar que soy un artista de la sonrisa, y que consigo plasmar las mejores en mis lectores.

Si te sienes estresado, crees que las relaciones familiares o con tu pareja no van del todo bien o no te sientes agusto con tu cuerpo o forma de llevar tu vida, en este blog te mostraré los mejores consejos para que paso a paso puedas ir adaptando tu rutina y conseguir una vida mucho más feliz y placentera.

La gente que es feliz, suele tener mejores puestos de trabajo, cobrar más y eso es gracias a la energía positiva que trasmiten a los demás. Esa energía la tenemos todos en nuestro interior, solo necesitamos ser felices. ¿Preparados para ello?…