Guía rápida para comprar unos zapatos nuevos

zapatos

¡Muy buenas! Creo que ya os he hablado en otras ocasiones sobre la necesidad de cambiar nuestros zapatos cuando ha llegado el momento. Por ejemplo, unos zapatos MBT siempre son una buena elección para ganar el comodidad y permitir que nuestro cuerpo descanse al máximo.

Sin embargo, lo que hoy os traigo es una guía rápida a la hora de comprar unos nuevos zapatos. ¿Sabéis qué hay que tener en cuenta? ¡Ahora mismo os lo cuento todo!

Verifica el desgaste

¿Has echado un ojo a cómo se han desgastado tus zapatos viejos? Van a ser el fiel reflejo de lo que debes saber a la hora de escoger un calzado nuevo. Por ejemplo, si el borde exterior del área del talón se desgasta más, es porque tiendes a rodar por el borde exterior de tu zapato cuando corres. Esto se conoce como inversión, aunque muchos minoristas se referirán erróneamente a él como supinación o bajo pronación. Los corredores con inversión típicamente tienen pies rígidos e inmóviles y deben buscar zapatos con amortiguación fuerte y entresuela suave con menos soporte interno. Estos zapatos generalmente se construyen sobre una horma curva y estimulan el movimiento del pie.

Examina el nuevo zapato

Tus zapatos deben estar bien hechos y no presentar defectos que puedan generar incomodidad. Examina tus zapatos por dentro y por fuera para buscar costuras elevadas o que se suelten, y si encuentras alguna, deja esos zapatos y busca otros. Problemas menores como estos pueden convertirse en importantes fuentes de incomodidad y posibles lesiones a largo plazo. También examina la intersección de la parte superior y la suela del zapato. Intenta separarlos, y si ves que tienden a ello, busca otro modelo de zapatos.

Prueba diferentes tamaños

Los tamaños en las cajas y etiquetas en los zapatos pueden significar muy poco. Los tamaños varían de un fabricante a otro y de un modelo a otro. Utiliza el consejo del dependiente para encontrar un punto de partida y buscar arriba y abajo (desde el punto de vista del tamaño).

Prueba ambos zapatos

La mayoría de las personas suelen tener un pie un poco más grande que el otro, por lo que obtener un ajuste perfecto para el pie más pequeño significará problemas para el pie más grande. Si ya sabes qué pie es más grande, basa tus decisiones en cómo el zapato se adapta a ese pie. Finalmente, ponte de pie después de atar el zapato para permitir que tu pie se aplane y se extienda por debajo de tu peso corporal.

Con estos pequeños consejos, no deberías tener problema para comprar tus zapatos nuevos. ¡Ya me contarás!

 

Be the first to comment on "Guía rápida para comprar unos zapatos nuevos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*