Relaciones

experiencia inseminacion artificial en barcelona

Fui padre gracias a la inseminación artificial

¡Hola a todos! Hoy os quiero hablar de mi reciente experiencia quedándome embarazado. No yo, claro, sino mi pareja Eva. Pero me gusta decir que los dos estábamos en estado… 😛 En nuestro caso, optamos por la inseminación artificial en Barcelona. Llevábamos un par de años intentándolo por nuestros propios medios (ejem), pero, al no obtener resultados, fuimos al médico y nos recomendó un procedimiento de estimulación ovárica, para que Eva tuviera más posibilidades de quedarse embarazada. Así, estuvo unos días con inyecciones de gonadotropinas, unas hormonas que intervienen en el proceso de reproducción.

Además, le hicieron algunas ecografías para ver si sus folículos estaban creciendo de forma sana. Como todo parecía ir bien, le pusieron una inyección de hCG, una hormona que contribuye a que el ovocito madure adecuadamente. Y, el día siguiente, se planeó la inseminación artificial.

Llegó el día y, pese a que todo estaba yendo de fábula, estábamos muertos de miedo y nervios por si algo salía mal. ¡La ilusión nos hacía sentir todo tipo de sentimientos contradictorios!

Según me dijo Eva, la inseminación fue rápida y no le causó ningún dolor. Le pusieron un espéculo y una cánula, gracias a la cual el semen fue depositado directamente en el útero. Pese a todo, también debo decir que mi participación en esto, consistente en encerrarme 10 minutos en una salita aparte, no fue tan placentera como cabe esperar. (A ver quién tiene ganas cuando sabe lo que todos están esperando de él en ese momento…)

Después de esto, nos fuimos a casa y nos tumbamos en el sofá a ver series hasta la hora de cenar. Ninguno de los dos hablaba del tema. Esperamos diez días hasta hacernos la prueba del embarazo y ¡¡dio positivo!! Estábamos tan emocionados… Sin embargo, decidimos esperar tres meses

Leer más

Portada para el post de David Ortiz

Cómo afecta la salud dental a tu salud y relaciones

Poseer una bonita sonrisa es la mejor tarjeta de presentación que una persona puede tener a lo largo de su vida. Su belleza es siempre sinónimo de buena salud.

Es posible que se nazca con una sonrisa espectacular pero el paso del tiempo es inevitable para todo ser humano  y, desgraciadamente,  tiende a deteriorarlo todo.

Para lograr tener una  sonrisa envidiable es imprescindible tener una buena salud dental. No solo es necesario que los dientes tengan un buen color y estén alineados correctamente. El aliento también es un aspecto muy importante dentro de la salud dental, ya que si es malo nos puede indicar que estamos sufriendo algún tipo de problema intestinal o deterioros en nuestra dentadura.

De ahí la importancia de acudir con regularidad al dentista tanto con el fin de prevenir el deterioro de nuestra salud dental. Una limpieza adecuada, revisiones periódicas y  un seguro dental hacen que tengamos menos problemas dentales, lo que se traduce en menos dolores y gasto económico.

 

1.¿Por qué es tan importante la salud dental?

 

A través de la boca los seres humanos nos alimentamos y llenamos de energía nuestro cuerpo. Lo que comemos influye en nuestra salud de múltiples maneras: ayuda a nuestra circulación sanguínea, fortalece nuestros músculos, permite el buen funcionamiento cerebral etc.

Si no podemos comer correctamente por la falta de salud en nuestra dentadura podemos estar ocasionando daños en nuestro organismos irreparables.

Pero también la salud dental afecta al aspecto emocional de nuestras vidas ya que tiene mucha importancia en nuestras relaciones personales.

Tener una dentadura poco saludable y fea suele originar una gran inseguridad que haga que muchas personas sean tímidas y eviten hablar en público por miedo a ser criticados.

 

Imagen de cepillo y pasta de dientes para el post de David Ortiz

 

Pero sin duda es el mal aliento o halitosis un factor …


trabajo

¿Preparado para triunfar?

En la vida todo es cuestión de filosofía. Está más que comprobado gracias a la experiencia de muchos casos que una vida tomada con alegría es una vida mucho más productiva. En ese punto es donde entro yo, David Ortiz, un apasionado en ayudar a la gente y ayudarles a ser felices en su día a día. Me gusta pensar que soy un artista de la sonrisa, y que consigo plasmar las mejores en mis lectores.

Si te sienes estresado, crees que las relaciones familiares o con tu pareja no van del todo bien o no te sientes agusto con tu cuerpo o forma de llevar tu vida, en este blog te mostraré los mejores consejos para que paso a paso puedas ir adaptando tu rutina y conseguir una vida mucho más feliz y placentera.

La gente que es feliz, suele tener mejores puestos de trabajo, cobrar más y eso es gracias a la energía positiva que trasmiten a los demás. Esa energía la tenemos todos en nuestro interior, solo necesitamos ser felices. ¿Preparados para ello?…