Hogar

Positioning sheet / sliding / for people with reduced mobility

Tipos camas articuladas

Las camas articuladas cada vez son más populares. Si estás buscando camas articuladas Barcelona tienes una gran cantidad de tipos en los que seguro encuentras la que más se adapta a tus necesidades.

Lo primero que tenemos que saber es que hay de dos tipos, las que tienen sistema manual y las articuladas con sistema eléctrico.

Dos opciones diferenciadas de camas articuladas

Camas articuladas manuales: estas tienen un sistema de articulación que se acciona de forma manual. En el se eleva manualmente el somier de la cama hasta la posición que queramos y se encaja con un click. Cuando se quiera bajar, hay que elevarlo hasta que se elimine la sujeción y bajarlo hasta abajo. Un mecanismo poco utilizado por la incomodidad que tiene, de forma especial si la persona que se encuentra en cama no puede levantarse o tiene especiales dificultades.

Camas articuladas eléctricas: estas se accionan gracias a uno o varios motores. Tienen más comodidad que las camas manuales y es la propia persona acostada la que puede ir cambiando la posición sin que tenga que levantarse de forma cómoda con un mando.

Una vez que sabemos los tipos, vamos con la clase de camas articuladas que pueden utilizar estos sistemas:

  • Camas articuladas tradicionales: las podemos encontrar en la mayor parte de hospitales Suelen estar realizadas en metal y contar con un somier articulado. Lo mejor es que lleven ruedas.
  • Camas articuladas de matrimonio: realmente son idénticas que las camas articuladas tradicionales, existiendo de todas las medidas, por lo que es posible encontrar camas aptas para que puedan dormir dos personas. Lo mejor es que la cama tenga dos somieres gemelos que sean independientes para colocarlos de forma que se puedan articular individualmente y que cada persona adopte la posición que le sea más confortable.
  • Camas articuladas para
Leer más

certificado energetico

Cómo conseguir la certificación energética

¡Hola! ¿Quieres vender o alquilar tu casa? Pues te digo desde ya que vas a necesitar el certificado energético en Barcelona, Madrid, ciudad grande o pueblo…

Pero, claro, nadie nace sabiendo esto. Y es por eso que te he resumido los pasos que tienes que seguir para poder conseguirlo. ¡Es más sencillo de lo que puedas pensar!

 

  • Consigue un buen técnico

 

Por lo general, las comunidades autónomas españolas tienen la obligación de hacer un registro de profesionales que pueden hacerte estas certificaciones. Hay que consultar ese listado para asegurarte de que el trámite lo realiza personal cualificado y no alguien que pueda timarte.

 

  • Concierta cita con el técnico

 

Pero, antes de nada, tendrás que solicitar un presupuesto, claro. El precio del certificado es libre, por lo que eso que te digo del timo, en realidad, puede ocurrir… Bueno, tal vez no un timo per se, pero sí unos precios inflados.

Algunos técnicos ofrecen el certificado gratis a cambio de llevar a cabo las obras de reforma que se recomienden. Es algo que tendrás que tener en cuenta y, siempre, comparar distintos técnicos.

Por otro lado, cada comunidad hará uso de su sistema de control de los certificados, por lo que te lo harán saber si descubre cualquier tipo de irregularidad.

 

  • Comunica el certificado

 

A la comunidad autónoma, claro. Porque el certificado no tiene validez alguna hasta que ha sido revisado y aprobado por la Administración, que determina que la calificación de la vivienda es la adecuada. Y esto, como todo, cuesta dinero. Un dinero que depende de cada comunidad.

 

  • Recibe el número de registro

 

Como muy tarde, en unos pocos días tendrás que recibir la etiqueta energética con el número de registro que te hayan asignado, lo que vendrá a significar


people-woman-coffee-meeting

¿Qué tipos de asesorías podemos encontrar?

Si tienes un negocio y vives en la ciudad de Barcelona, lo más probable es que alguna vez hayas buscado en Google algo como “asesoría fiscal Barcelona”. Pero, si eres una persona que está pensando en abrir un negocio, o ya tienes uno pero quieres mejorarlo, es probable que te estés preguntando qué tipo de asesorías puedes encontrar y en qué te pueden ayudar.

Si es así, mi intención hoy es ayudarte con estas sencillas explicaciones que puedes leer a continuación:

Asesoría jurídica

Se encarga de las condiciones de contratación del personal de la empresa, pero también, de las leyes vigentes en los aspectos relacionados con el negocio, o de la regularización de los bienes del mismo.

Asesoría administrativa

Se puede encargar del seguimiento y de la rúbrica de los libros que llevan los registros de la empresa. Claro que, si tu intención es abrir un nuevo negocio, también tiene la capacidad de ayudarnos a presentar el proyecto con tal de conseguir el financiamiento necesario.

Asesoría contable

Es la ideal si buscas orientación sobre las diferentes maneras posibles que tienes para cumplir con las obligaciones tributarias de tu empresa.

Asesoría informática

Perfecta para aquellas personas, que las hay, incapaces de entenderse con el sistema informático. Se ocupa de problemas en este ámbito, como el uso de las redes informáticas y de Internet, así como de la capacitación del personal en el uso de programas específicos.

Beneficios de contratar una asesoría

Las mejores empresas suelen contar con una o diversas asesorías que se especializan en su ámbito y que le quitan quebraderos de cabeza al empresario, al liberarlo de una buena carga de trabajo de distintos ámbitos.

De hecho, las asesorías fueron inventadas con la intención de ayudar a las personas y a las empresas para solucionar problemas en