enero 2018

hogar

Consejos simples para mejorar tu hogar con poco presupuesto

¿Has estado pensando en remodelar tu casa? Ten en cuenta que a menudo se puede lograr tu objetivo sin necesidad de hacer un gasto enorme. ¡Pequeñas inversiones en la cocina marcan  la diferencia!

Higiene y sencillez

¿El exterior de su casa necesita pintura? ¿Hay alguna pasarela que puedas resaltar al introducir algunas flores? Recuerda mantenerlo simple y concéntrate en mantener  las cosas limpias y ordenadas.

Una casa limpia y ordenada es atractiva y llamativa. Puedes comenzar a mejorar la apariencia de tu casa simplemente con una limpieza a fondo. Intenta hacer que tu jardín se vea como una cama de flores. Pinta la puerta de entrada para darle a tu hogar una sensación más acogedora.

El desorden también es parte de la limpieza, por lo tanto, deshazte de las cosas, no es necesario que hagas espacio para otras nuevas.

La importancia del baño y la cocina

Las dos habitaciones más estrechamente inspeccionadas son la cocina y el baño principal. Si buscas hacer pequeños cambios pero sustanciales, estos son los lugares más caros a los que debe prestar atención, así que hazlos lucir lo mejor posible para aumentar su retorno de inversión.

Una cocina moderna aumentará drásticamente el valor de tu hogar, así que concéntrate en condimentar esta sala para captar la atención del comprador. Renovar su cocina con una decoración moderna mejora instantáneamente el valor de tu hogar. Muchas veces un comprador se verá comprometido en otras habitaciones y comprará una casa simplemente porque su cocina está bien mantenida y acogedora. Lo mismo ocurre con los baños.

¿En qué invertir?

Si estás dispuesto a hacer una buena inversión, se recomienda dividir las mejoras de tu hogar. Estas son las áreas que quizás desees considerar seriamente actualizar:

  • Iluminación: si no estás satisfecho con el sistema de iluminación de su casa, cámbialo.

experiencia inseminacion artificial en barcelona

Fui padre gracias a la inseminación artificial

¡Hola a todos! Hoy os quiero hablar de mi reciente experiencia quedándome embarazado. No yo, claro, sino mi pareja Eva. Pero me gusta decir que los dos estábamos en estado… 😛 En nuestro caso, optamos por la inseminación artificial en Barcelona. Llevábamos un par de años intentándolo por nuestros propios medios (ejem), pero, al no obtener resultados, fuimos al médico y nos recomendó un procedimiento de estimulación ovárica, para que Eva tuviera más posibilidades de quedarse embarazada. Así, estuvo unos días con inyecciones de gonadotropinas, unas hormonas que intervienen en el proceso de reproducción.

Además, le hicieron algunas ecografías para ver si sus folículos estaban creciendo de forma sana. Como todo parecía ir bien, le pusieron una inyección de hCG, una hormona que contribuye a que el ovocito madure adecuadamente. Y, el día siguiente, se planeó la inseminación artificial.

Llegó el día y, pese a que todo estaba yendo de fábula, estábamos muertos de miedo y nervios por si algo salía mal. ¡La ilusión nos hacía sentir todo tipo de sentimientos contradictorios!

Según me dijo Eva, la inseminación fue rápida y no le causó ningún dolor. Le pusieron un espéculo y una cánula, gracias a la cual el semen fue depositado directamente en el útero. Pese a todo, también debo decir que mi participación en esto, consistente en encerrarme 10 minutos en una salita aparte, no fue tan placentera como cabe esperar. (A ver quién tiene ganas cuando sabe lo que todos están esperando de él en ese momento…)

Después de esto, nos fuimos a casa y nos tumbamos en el sofá a ver series hasta la hora de cenar. Ninguno de los dos hablaba del tema. Esperamos diez días hasta hacernos la prueba del embarazo y ¡¡dio positivo!! Estábamos tan emocionados… Sin embargo, decidimos esperar tres meses