marzo 2017

empezar con running

Qué debes saber si empiezas ahora en el running

Una buena dieta y un mínimo de 3 horas de actividad física a la semana son algo básico para estar en buena forma y mantenernos sanos. Además, ejercitarnos de manera habitual es la mejor manera de asegurarnos un máximo rendimiento durante el mayor tiempo posible a lo largo de nuestra vida.

El running nos permite realizar deporte con un bajo coste, en el horario que nos vaya bien y en la zona que más nos convenga, sin tener que preocuparnos por horarios y otros factores. Por todo esto, cada vez hay más runners, y más principiantes que se suben a esta sanísima moda de correr.

Pero no solemos pensar en los riesgos que corremos al empezar en el running sin nadie que nos ayude y nos enseñe, sin un profesional que supervise nuestra técnica. Y aunque, afortunadamente, existen productos como Synvisc, que te ayudan a recuperarte de dolencias como artrosis y artritis, lo cierto es que, como novato, te irá mucho mejor si sigues los consejos que tenemos preparados para ti.

Antes de nada, calienta

El calentamiento eleva la temperatura corporal y también incrementa la circulación sanguínea a los músculos y a los tendones. Esto ayuda a que rindas al máximo en la carrera. Para ello, deberías empezar estirando y mantener el ejercicio de calentamiento unos 3 minutos. Luego, trota suavemente durante unos 5 ó 10 minutos.

Complementos

¿Has escuchado lo beneficioso que es consumir algunos complementos para deportistas? Por ejemplo, productos con ácido hialurónico, que te ayudarán a aliviar lesiones habituales en deportistas, como tendinitis y rotura de ligamentos.

Estirar es esencial

Estira antes y después de correr, siempre. Tienes que hacer cada ejercicio un mínimo de 20 segundos. Tras la carrera, esto ayudará a que los músculos dejen de estar en tensión y vuelvan a su estado


app movil para salud

Cinco apps para cuidar de tu salud

¿Qué no hacemos hoy en día con nuestro teléfono móvil? Yo lo uso como despertador, veo recetas de cocina, sigo ejercicios de apps que me descargo… También me hice con un número virtual, que, si no sabes lo que es, lo podrás ver en este enlace.

Puede que te hayas dado cuenta, o puede que no, pero también puedes aprovechar diferentes apps para cuidarte. Y no sólo con la de ejercicio que te comento.

Toma asiento y lee lo que tengo que decirte a continuación. O agárrate bien a la barra del metro, si estás viajando en estos momentos.

Apps de deporte

Tal y como te decía. Las pulseras y relojes inteligentes han conseguido que muchas personas controlen permanentemente su actividad física, especialmente, teniendo en cuenta que cuentan los pasos que se dan, las calorías que se queman, el ritmo del usuario…

Pero también puedes hacer como yo y bajarte una aplicación que funcione. Por ejemplo, Google Fit, en la que puedes indicar si vas a correr, montar en bici, hacer natación…

Si lo que te va es el yoga, puedes echarle un ojo a Pocket Yoga, que te ayudará estés en el nivel en el que estés en este tipo de actividad física.

Para controlar la comida

Foodzy es una buena opción, ya que te ayuda a controlas de manera exhaustiva cada alimento que ingieres. Además, te da consejos saludables e indicaciones de nutricionistas profesionales para mejorar tus hábitos.

Médicos en tu teléfono móvil

Vida es una app que viene de Suecia, donde ha sido todo un éxito. Te pone en contacto con un médico de manera inmediata usando una videoconferencia.

Si quieres pedir consulta con un especialista, Doctoralia busca y compara entre decenas de centros privados y reservar cita en el que prefieras.


tomar colageno con magnesio

¿Deberías tomar colágeno con magnesio?

Con el paso del tiempo, disminuyen los niveles de regeneración de colágeno en nuestro cuerpo. Y esto nos pasa factura, ya que el colágeno nos aporta elasticidad y resistencia en la piel y en nuestros órganos.

Pero el paso del tiempo no es el único que pone en evidencia la pérdida de colágeno; otros factores hacen que sea necesario tomar productos que nos aporten la maravillosa mezcla de colágeno con magnesio. Por ejemplo, las personas que, por su tipo de alimentación, sufren de un claro déficit de magnesio. Dietas pobres en nutrientes naturales, con riesgo de alteraciones metabólicas o con problemas de absorción intestinal.

¿Cómo saber si tienes deficiencia de magnesio?

Suelen presentarse síntomas tales como alta sensibilidad a problemas gastrointestinales, trastornos menstruales, hipertensión, debilidad muscular, convulsiones, calambres, somnolencia, fatiga, irritabilidad, depresión, estreñimiento… entre muchos otros.

Alimentos con alto contenido en magnesio

El magnesio se puede encontrar tanto en alimentos de origen animal como vegetal, por lo que una dieta rica en magnesio es apta para todo tipo de hábitos alimenticios, incluso si eres vegetariano o vegano.

Origen animal

  • Moluscos: Caracoles, berberechos, ostras, almejas…
  • Leche y derivados lácteos: Leche en polvo desnatada, leche en polvo entera, queso de cabra, queso parmesano, mozzarela, manchego semicurado… Incluso, el chocolate con leche.
  • Carne: Ternera, pavo, costillas de cerdo, cordero, pollo…
  • Pescado: Caviar, salmón, atún fresco, surimi, anchoas…
  • Huevos

Origen vegetal

  • Fruta: Albaricoques, dátiles, higos, kiwi, cerezas, piña…
  • Verduras y hortalizas: Acelgas, espinacas, alcachofas, perejil, maíz tierno, patatas… Las más verdes son las que más contienen.
  • Frutos secos: Semillas de calabaza, pipas de girasol, semillas de sésamo, almendras (¡sobre todo, con piel!), nueces…
  • Cereales integrales: Arroz, avena, cebada…
  • Legumbres: Salsa de soja, frijoles, judías blancas y pintas…

Sobre el colágeno con magnesio

A menudo, puede resultar complicado cubrir todas nuestras necesidades en